Noticias

Explora

La investigación de accidentes laborales a bordo de buques civiles

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Buque Ciudad de Palma

A última hora del pasado viernes, 19 de junio, se produjo un grave accidente laboral a bordo del buque CIUDAD DE PALMA, de la naviera Armas/Trasmediterránea, mientras operaba en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, desde donde tenía prevista la salida para el puerto de Cádiz. El CIUDAD DE PALMA -ex DIMONIOS- es un ferry que enarbola bandera chipriota, construido en 2007, de 27105 GT, 186,4 metros de eslora y 25,6 metros de manga.

De acuerdo con las noticias aparecidas en los medios locales, un contenedor cayó encima de tres tripulantes del buque, matando a uno de ellos e hiriendo de gravedad a otros dos. El marinero fallecido era de nacionalidad rusa, 30 años, Los heridos, uno de ellos de gravedad, son de nacionalidad rumana, de 35 y 40 años de edad.

La compañía Trasmediterránea hizo público un comunicado donde informaba que «se ha producido un grave accidente laboral en el que ha resultado muerto un tripulante y heridos otros dos, que han sido evacuados en ambulancia a centros hospitalarios de la capital tinerfeña». Añadía que «lamenta muy sinceramente este accidente y ha ordenado la apertura de una investigación para determinar las causas».

No cayó contenedor alguno

En realidad, el accidente se produjo por una errónea maniobra de la cabeza tractora (el mafi) que acababa de dejar una plataforma cargada con un contenedor. Cuando los tripulantes se disponían a trincar la plataforma, el mafi no se movió, como debía, en dirección a la salida del buque para enganchar una nueva plataforma, sino que de forma inexplicable retrocedió hacia la plataforma cargada que estaban trincando los marineros, arrollándolos con el resultado de un fallecido y dos heridos graves.

La pretensión de la naviera de investigar el accidente, loable sin duda, no evitará, lógicamente, la investigación técnica e independiente que habrá de llevar a cabo la Comisión de Investigación de Incidentes y Accidentes Marítimos (Ciaim), pues la gravedad del siniestro obliga a actuar según establece la norma que regula su creación y funcionamiento.

De acuerdo con las recomendaciones de la OMI/IMO y la directiva europea 2009/18 de 23 de abril, la Ciaim se habrá puesto en contacto con el país de bandera del buque, Chipre, sondeando la posibilidad de llevar a cabo una investigación conjunta del accidente. Aunque el dramático suceso, un accidente claramente laboral, se ha producido en un centro de trabajo situado en aguas de soberanía española, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) y el Instituo Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), quedan fuera, sin posibilidad de utilizar sus competencias y su experiencia en investigación de accidentes de trabajo desde la perspectiva de la normativa sobre prevención de riesgos laborales. La ITSS es competente para actuar, realizando requerimientos de medidas preventivas, sanciones, propuestas de recargo de prestaciones derivadas de los accidentes y responsabilidades de los empresarios únicas o solidarias, en el caso de buques de pabellón español de la marina mercante y los buques de pabellón español de pesca, que se hallen en puertos del territorio español o en aguas en las que España ejerza soberanía, derechos soberanos o jurisdicción, así como las instalaciones y explotaciones auxiliares o complementarias para el servicio de estos que se hallen en tierra y en territorio español (art. 19.1.b  Ley sobre la ITSS, 23/2015, de 21 julio).

La necesidad de incorporar a la ITSS y al INSST en la investigación de siniestros marítimos

O sea que la investigación de las causas del accidente habrá de recaer sobre los técnicos de la Ciaim, menos cualificados y con menos experiencia que los inspectores de Trabajo y los técnicos del INSST en ese tipo de sucesos. Este caso vuelve a poner encima de la mesa algo que ya se trató en 2008 y 2009, cuando se creó la Ciaim para sustituir a la vieja Comisión Permanente de Investigación de Siniestros Marítimos (CPISM): la conveniencia y la necesidad de que el cuerpo de inspectores de Trabajo y Seguridad Social estuviera representado en la Ciaim y se firmara un protocolo de actuación conjunta para investigar los accidentes que, como el sucedido a bordo del CIUDAD DE PALMA, tuvieran una clara componente laboral. Ambos extremos, la presencia de la ITSS en la Ciaim, y la firma de un acuerdo para la investigación conjunta de accidentes laborales a bordo de buques mercantes y de pesca, constituyen una mejora necesaria en la eficacia de los análisis técnicos para corregir los fallos organizativos y de procedimiento que hacen posible el siniestro.

De modo que sería altamente recomendable que se aprovechara esta oportunidad para poner en marcha una investigación conjunta; o al menos para incorporar a la ITSS y al INSST a la encuesta del accidente en el CIUDAD DE PALMA, un siniestro que apunta con claridad a la condición y estado del mafi (años de funcionamiento, nivel de mantenimiento, etc.) y a la situación personal y laboral del conductor: horas de trabajo, organización de los turnos, eventual ingestión de fármacos que pudieran haber influido en su percepción… Factores bien conocidos por los técnicos del INSST y los inspectores de Trabajo, y ajenos a la práctica profesional de los investigadores marítimos de la Ciaim.

Fuente: Naucher Global

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

DP World instala su sistema de almacenamiento de contenedores de 11 niveles

Knutsen, Repsol y Wärtsilä ensayan un motor de cuatro tiempos con amoniaco como combustible

Faltan marinos

Colombia: Movimiento de carga en Zona Portuaria de Barranquilla crece 3,8% entre enero y junio

Colombia: Contecar atenderá dos buques de la clase Valparaiso Express de forma simultánea

Ecuador y la OMI organizan el taller nacional del proyecto GloFouling