Decepción por el escaso reconocimiento de la gente del mar en el convenio de la OIT. Tribuna de José Ramón Piñeiro, secretario general del sector Marítimo-Portuario de FeSMC-UGT

Noticias

Explora

Decepción por el escaso reconocimiento de la gente del mar en el convenio de la OIT. Tribuna de José Ramón Piñeiro, secretario general del sector Marítimo-Portuario de FeSMC-UGT

pexels-mehmet-ali-turan-4176296 (1)

La consideración de la Gente del Mar como trabajadores esenciales durante lo más duro de la pandemia sirvió para no paralizar la actividad económica. Tras la celebración de la Parte II de la IV Reunión del Comité Tripartito Especial del Convenio Laboral Marítimo de la OIT, del 5 al 13 de mayo en Ginebra, el Sector Federal Marítimo-Portuario de FeSMC-UGT vuelve con una sensación de decepción, ya que de los debates mantenidos y de la posición de los armadores, así como algunos Gobiernos, queda claro que las desagradables experiencias sufridas por los marinos durante la pandemia de la Covid-19 no resultan suficiente argumento para reconocer en el convenio cuestiones básicas que fomenten el bienestar de la Gente Mar.

En este sentido y si bien se ha acordado el derecho de la Gente de Mar a tener acceso a conectividad social a bordo (internet, mensajería, …) para mantener el contacto con sus familias –algo que se ha demostrado indispensable durante la pandemia-, los armadores negaron que pudiera ser de forma gratuita, dejando la posibilidad a aplicar costes razonables si los hubiera. Asimismo, el planteamiento de algunos Gobiernos no le fue a la zaga, escudándose en cuestiones técnicas para negarse reconocer el derecho de acceso a internet gratuito en puerto.

Igual de sorprendente y frustrante han resultado los debates en torno al lugar de repatriación, negándose los armadores a que la fijación del mismo pueda resultar el domicilio del tripulante. Esta solicitud trae causa también en las situaciones vividas durante los momentos más difíciles de la pandemia, en los que los marinos eran desembarcados –en el mejor de los casos- en el país de residencia y debían asumir los costes hasta llegar a su domicilio.

Sin reconocer derechos esenciales

En consecuencia con lo señalado, la conclusión que sacamos es que la consideración de la Gente del Mar como trabajadores esenciales durante lo más duro de la pandemia sirvió para no paralizar la actividad económica, pero no ha ido unido a la asunción por parte de armadores y Gobiernos de reconocer derechos que se han demostrado indispensables en la actividad como consecuencia de aquella situación.

No obstante lo anterior, existieron avances en otras materias, aprobándose enmiendas al convenio sobre las siguientes materias:

  • Suministro de equipos de protección personal en tallas apropiadas (incluyendo en este último término cuestión de género).
  • Garantizar la gratuidad en el abastecimiento de víveres y agua durante el periodo de contratación.
  • Establecimiento de la necesaria cooperación entre Estados del puerto, Estados de pabellón y Estados suministradores de mano de obra para garantizar los derechos y prestaciones de aquellos tripulantes contratados para relevar a marinos abandonados (caso que el Estado del puerto requiera su presencia a bordo por cuestión de seguridad).
  • Refuerzo del derecho a desembarque para acceder a instalaciones médicas en tierra.
  • Garantizar que la Gente del Mar obtenga información adecuada en el momento de su contratación respecto de sus derechos sobre el mecanismo de garantía financiera.
  • Obligación para el Estado de pabellón de establecer un registro de fallecimientos de tripulantes a bordo de sus buques.

De la misma manera, se aprobaron tres resoluciones por las que se insta a:

  • Examinar de manera prioritaria en el Grupo de Trabajo Tripartito Mixto OMI-OIT la cuestión del acoso y la intimidación –incluida las agresiones sexuales y el acoso sexual- en el sector marítimo.
  • La creación de un grupo de trabajo del Comité Tripartito Especial para formular recomendaciones de mejora al sistema de garantía financiera para que otorgue mayor protección y asistencia para la Gente del Mar abandonada.
  • Garantizar que toda la Gente del Mar disponga de medios adecuados para presentar recursos contractuales frente al armador, teniendo en cuenta la disparidad de prácticas existentes en materia de contratación, así como las legislaciones de aplicación y los comentarios formulados a este respecto por la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones.

Fuente: Naucher Global

Puertos de Colombia atienden 4.867 naves de tráfico internacional durante el primer semestre

Sembcorp Marine entrega el primer buque perforador de octava generación del mundo

Mayor portacontenedores del mundo realiza su primer cruce por el Canal de Suez

COMUNICADO DE PRENSA No 28

Mercado de contenedores inteligentes incrementará su participación global

Grupo Puerto de Cartagena realiza operación con mayor movimientos de su historia